Capítulo Siete Mares - FIHNEC El Salvador - VENTANA DE FIHNEC

2006 - "LA VISIÓN DE FIHNEC" - Comentario del Ing. Max Alberto Mejía Jr.

Cuando Demos Shakarian, fundador de FIHNEC, era niño, se internaba en los maizales de la finca de su padre en California, y en medio de aquel verdor, decía que aquello era su catedral, porque allí él buscaba el rostro de Dios. Allí buscaba y se deleitaba con la presencia del Altísimo. Cuando creció, fue lleno del Espíritu Santo y una vida en el Espíritu, anhelaba compartir con otras personas, al Jesús que él había conocido y le había transformado. Así que cuando se dio cuenta que a las iglesias asistían solo mujeres, niños y ancianos, empezó su proyecto de FIHNEC, y en su propio esfuerzo trató de hacer las reuniones, llamando a toda la gente con las que hacía negocios. Compartió con su esposa y Oral Roberts su proyecto de que la gente de negocios, hablara las cosas de Dios en el lenguaje común y normal de los negocios con la otra gente de negocios, para que de esta manera hubiera una empatía, una receptividad, y que las personas llegaran a conocer a ese Jesús que moraba en su corazón, para ser llenos del Espíritu Santo. En su libro “LA VISIÓN SE INTENSIFICA” él empieza diciendo: “Exhorto a que no tomes a la ligera las palabras escritas en estas páginas. No son mis palabras sino que provienen del mismo trono Celestial de Dios. He estado ayunando y orando, buscando el rostro de Dios, y las revelaciones que comparto ahora son sus palabras”. Demos está planteando en la introducción, que el hecho de buscar a Dios y de ayunar, no tiene ningún ropaje religioso. Él como Presidente de la Fraternidad buscó a Dios en ayuno y oración para que Dios le mostrara y diera sabiduría para escribir este libro, y otros más. Cuando recibimos a Jesús en nuestros corazones, algo pasa en nuestra vida, porque la Escritura nos habla que nosotros éramos un alma viviente, pero cuando aceptamos a Cristo en nuestro corazón y permitimos que él venga a morar en nosotros, sucede que el Espíritu de Dios, viene a nosotros y nos volvemos un ser tripartito: cuerpo, alma y espíritu viviente, porque ya hay una relación con Dios pues el Espíritu de Dios viene a morar en nosotros. Y ese es el Nuevo Nacimiento de que hablaba Jesús a Nicodemo.
En los libros de historia de la iglesia se reconoce la Fraternidad Internacional de Hombres de Negocio del Evangelio Completo como el instrumento que usó Dios para que la renovación carismática sacudiera a toda la cristiandad y llevara al hombre de negocio y a la gente media clase alta y rica de Estados Unidos a los pies de Cristo. La Historia de la iglesia reconoce a Demos Shakarian como el instrumento que usó Dios para sacudir a la cristiandad: Católicos, Luteranos, Pentecostales, Bautistas, etc.. Los discípulos del Señor esperaron en Jerusalén y el día de Pentecostés, cincuenta días después de la muerte de Jesús, el Espíritu Santo bajó como un viento recio, y oraron en lenguas. Y esto vino a producir algo entre los hombres de negocio de su época que Jesús había escogido entre pescadores y un cobrador de impuestos, que fueron impactados por el Espíritu Santo y empezaron a dar testimonio de quien era Jesús y que había hecho en sus vidas. Pedro después de haber recibido el Espíritu Santo, se paró y dio testimonio y dijo: Yo soy testigo de que Jesús de Nazaret, que ustedes crucificaron ha hecho estos y estos y estos milagros. La Fraternidad, la herramienta que Dios nos ha dado, está guiada por el Espíritu Santo. No hay crecimiento espiritual, si nosotros no oramos diariamente, buscamos a Dios y estudiamos su Palabra en las Escrituras.

Copyright © 2003-2019 Diseñado por Bart De Wolf. Todos derechos reservados.